Infohuertas No. 6 Febrero 2002

Editorial: Los gringos de hoy

" El gobierno federal fomentará la inmigración europea; y no podrá restringir, limitar ni gravar con impuesto alguno la entrada en el territorio argentino de los extranjeros que traigan por objeto labrar la tierra, mejorar las industrias e introducir y enseñar las ciencias y las artes."

 (Constitución de la Nación Argentina, Primera Parte: Declaraciones, derechos y garantías, Artículo 25; actualmente vigente)

   Las guías rápidas para ser un empresario exitoso en tres días y los manuales para imitar a los gurues de Wall Street, son  ahora en la Argentina  insumos intelectuales importados que cotizan en baja, relegados a cuarentena en el corralito e infectados con el virus del fraude de varios años de frondosas mentiras en las más productivas bolsas del mundo globalizado.

    Entre los nuevos cultivos que se desarrollaron en la flora libresca urbana -sustituyendo rápidamente los recetarios foráneos- hemos visto brotar decenas de libros de magos del bolígrafo, que desplazaron hábilmente a las ediciones importadas de los estantes de las librerías.  Las hamburguesas para el cerebro han sido reemplazadas por los chipá, tortas de grasa y choripanes para la mente, creándose un nuevo espacio productivo para el fast food nacional.

   Ante la necesidad de  interpretaciones alternativas de la sociedad argentina, de los nuevos fenómenos y movimientos y, por qué no, de diferentes oportunidades comerciales, estamos reemplazando la carne por la soja, volvimos a cultivar nuestras propias verduras y reconocemos al fin algunos síntomas de desnutrición o malnutrición espiritual.

  En esa misma búsqueda, o más bien en la generación, la promoción y difusión de nuevas oportunidades, es que nos tropezamos con una edición nacional de vieja data, de la cual hemos extraído la cita que encabeza esta nota.

  Al leerla, se nos vinieron imágenes del hotel de inmigrantes, de los gringos que llegaron con una mano atrás y otra adelante, de aquellos que subieron a un tren y fueron a parar a las ricas y fértiles tierras de Entre Ríos, del Chaco, de Formosa; de aquellos que se asentaron en Misiones, Salta, los que ya le sacaban agua a las piedras en Mendoza o Río Negro, de los que desembarcaron en Puerto Madryn y de tantos otros que llegaron para no volver. Recordamos también  historias de los conventillos porteños y de las "nineras" que bajo la promesa de venir a trabajar a la casa de un rico pariente lejano y enseñarle modales europeos a sus hijos, terminaban pasando sus días y noches en los prostíbulos. Junto a ellos, recordamos a la nada despreciable cantidad de gringos que pocos años después volvían a sus países, con más desazón que ilusiones, por no poder transformar la declaración del Artículo 25 en una realidad concreta.  También desfilan por la mente aquellas comunidades labradoras, industriosas, que enseñaban sus propias ciencias y artes durante miles de años y que de repente habían pasado a engrosar las filas no de los gringos, sino de los parias en sus propias tierras.

  Pero volvamos al siglo 21.  La corriente inmigratoria continúa, fomentada igualmente por una visión de país tan fragmentada como la de entonces, con múltiples modelos contrapuestos y caudillos de intereses muy diferenciados, un ladinismo político crónico que constantemente construye abismos para su propio fracaso y no perdona a propios ni ajenos y un sector productivo con misiones aún más difíciles que las del rompehielos Irízar en pleno invierno antártico.

  Los nuevos gringos no son los refugiados del Kosovo y de Nigeria.  Son hijos de argentinos y nietos de tanos, gallegos, rusos, collas, mapuches.  Son los piqueteros hortícolas del conurbano de las grandes ciudades, los académicos que se dedican a la investigación de nuevas posibilidades de inclusión social, los técnicos y profesionales que promueven tecnologías apropiadas, los docentes que enseñan nuevas habilidades y redescubren aquellas que habían quedado en el olvido, los pobladores de parajes que cayeron en el olvido por el cierre del ferrocarril o de la única fábrica que les daba sustento.  Son también algunos funcionarios que desde su puesto de trabajo hacen lo imposible para construir un país eficiente, a pesar de que constantemente los supera la misma estructura en la que están inmersos.

   Los nuevos gringos son muchas veces igual de pobres en dinero como aquellos que llegaron.  Tienen los mismos sinsabores de los colonos que veían atónitos cómo los atropellaba la realidad, a pesar de que con sus propios ojos veían un paisaje más parecido al paraíso que al purgatorio..  No tienen trabajo, vivienda o tierra propia ni obra social.  Sienten a diario el dolor de los desgarros sociales y también el sufrimiento por la lejanía de sus hermanos que son los gringos desilusionados y frustrados del hoy, ahora en España, Italia, Polonia, Israel y otras naciones, donde vuelven a desandar el camino de sus abuelos.

  Los nuevos gringos tienen el mismo entusiasmo y se nutren de las mismas esperanzas que los gringos de entonces, a pesar de que no tengan artículo alguno en la Constitución de su propio país que les dé la bienvenida.  A pesar de sus sucesivas reformas.  Lo que tal vez diferencie a los gringos de hoy de aquellos del antaño, es que éstos han tomado definitivamente la idea de sacar este país adelante.  También, que conocen el terruño, que no ignoran la realidad de esta tierra, que piensan y sienten como ella, aunque a veces, casi se sienten extraños y muchas veces parias.  Los gringos de hoy, utilizan, cuando pueden, celulares, computadoras, Internet, pero también maquinaria de última generación.  Los gringos de hoy no le hacen asco a la pala y tampoco a los libros. 

 Poseen los gringos del siglo 21 una peculiaridad que los distingue frente a aquellos que iban a construir la Gran Argentina:  hablan el mismo idioma,  son y se sienten argentinos, aman su tierra, se sienten responsables de construir algo duradero y están orgullosos del camino que están desandando. 

   Los gringos del hoy asumen, por compromiso propio, un proyecto de país que en el pasado había sido delegado por los propios argentinos representados por los constituyentes, en los inmigrantes de ultramar. Y sin despreciar todos los análisis sociales de la nueva carbonada político-social-económica que estamos comiendo a diario, éste nos parece un punto de partida importante para que tengan mayor éxito que aquellos amparados por la declaración de derechos del Artículo 25 de la Constitución Nacional.

  Sus opiniones, también las disidentes, son importantes para nosotros. Escríbanos sus comentarios  
 

IR A LA PAGINA PRINCIPAL  de reddehuertas.com.ar       

 IR AL INDICE DE TEXTOS    VER INFOHUERTAS por fecha de publicación     

 
 

BUSCAR EN RED DE HUERTAS

Google
 
www.reddehuertas.com.ar   
 
   El propósito de Red de Huertas es el de brindar herramientas de información, comunicación y enlace entre  las huertas orgánicas, los pequeños emprendimientos productivos y los diferentes actores de la agricultura social urbana y periurbana. (Más acerca de esto puede encontrar en la  Presentación del Sitio).
 

Por cuestiones legales necesitamos aclarar que ni la Red de Huertas ni INFOHUERTAS o alguno de sus integrantes son responsables de los contenidos de los sitios cuyos vínculos se indican,  ni de los contenidos resumidos, republicados, editados o reproducidos.  La publicación de éste material es de carácter periodístico-informativo. La reproducción,utilización y aplicación  de los contenidos aquí publicados corre por su propa responsabilidad y riesgo.

 
 

 Nuestros textos son copyfree: Si desea difundir este material, no nos debe pagar regalías por ello;

 sólo mencione su origen: www.reddehuertas.com.ar

y la dirección de correo

Si algún contenido publicado tuviera derechos de autor que impidan su publicación, por favor, notifíquenos inmediatamente para quitarlo o solicitar la autorización correspondiente.

 
     
 

¿Produce y vende? ¿Fabrica herramientas, insumos y materiales para la Huerta? 

¿Tiene elementos, productos o servicios para compartir, trocar, canjear?

¿Busca socios para sus proyectos? 

  Consúltenos y PUBLIQUE:  PRODUCTOS@REDDEHUERTAS.COM.AR

Participe para sostener y ampliar este servicio y dé a conocer su propuesta comercial o institucional. 

Usted es importante para nosotros y puede ayudarnos

 

 
     
  Publicidad

Capacitaciones para el desarrollo de huertas orgánicas - Diseño e implementación - Proyectos para ONG's y Particulares - Desarrollo de materiales didácticos - Reciclado de materia orgánica - Asesoramiento técnico.   consultas@tecnohuertas.com.ar

 
     
  HERRAMIENTAS Y RECURSOS:  
 

¿RECIEN EMPIEZA SU HUERTA?  ¿Desea saber más sobre técnicas y cultivos?

Vea nuestra página con los vínculos a diferentes manuales y hojas técnicas

http://www.reddehuertas.com.ar

/textos/manuales.htm

OPORTUNIDADES: TRUEQUE, COMPRA Y VENTA -en reconstrucción 

Huertero Amigo:  Conozca lo que se ofrece y publique gratis los productos que ofrece y/o necesita en nuestra sección:

http://www.reddehuertas.com.ar

/milventas/trueque.htm

 
  Utilice nuestro motor de búsqueda para encontrarse con la información que necesita.

¿Hay una huerta cerca de su casa?

http://www.reddehuertas.com.ar

/huertas/listadehuertas.htm

 
 

Encuentre el camino hacia el dato que necesita:

http://www.reddehuertas.com.ar

/textos/997sitios.htm

SÚMESE AL TRABAJO DE LA RED HUERTAS 

  Hay alguien quien necesita lo que Usted conoce  Compartir  experiencias y conocimientos es otra forma de siembra.  Lo invitamos a sumarse a esta propuesta. 

sinergia @ reddehuertas.com.ar

 
  CONTÁCTENOS:  
 

Nuestra direccion de correo para mensajes es 

correo @ reddehuertas.com.ar

Si desea enviar material para publicar, escríbanos a

infohuertas @ reddehuertas.com.ar  

asunto: PARA PUBLICAR

 
 

Puede comunicarse telefónicamente con nosotros al: (011) 4748 0555  (011) 15 54 77 07 53 Argentina  o    5411 4748 0555 Internacional o dejar mensaje de texto desde su celular al (011) 15 54 77 07 53

Para enviar material para publicar (con al menos quince días de anticipación) en la Agenda, escriba a agenda @ reddehuertas.com.ar

 
  SUBSCRIPCIONES A INFOHUERTAS:  Altas , Reenvíos y Bajas:  
  Para suscribirse gratuitamente, haga clic aqui. NO SPAM:  Si desea darse de baja, simplemente haga clic aqui  
 

Ud puede reenviar a un amigo  el último boletín  publicado haciendo clic aquí

 
  El propósito de Red de Huertas es el de brindar herramientas de información, comunicación y enlace entre  las huertas orgánicas, los pequeños emprendimientos productivos y los diferentes actores de la agricultura social urbana y periurbana. (Más acerca de esto puede encontrar en la  Presentación del Sitio).  
  Por cuestiones legales necesitamos aclarar que ni la Red de Huertas ni INFOHUERTAS o alguno de sus integrantes son responsables de los contenidos de los sitios cuyos vínculos se indican,  ni de los contenidos resumidos, republicados, editados o reproducidos.  La publicación de éste material es de carácter periodístico-informativo. La reproducción, utilización y aplicación  de los contenidos aquí publicados corre por su propia responsabilidad y riesgo.