Consumo de Frutas y Hortalizas

POR QUÉ ES TAN DIFÍCIL AUMENTAR SU INGESTA

Reproducimos un documento publicado en la web del Centro de Nutrición y Salud Infantil  que nos invita a reflexionar sobre los hábitos de consumo y las dificultades de modificarlos.

 
 

 



     A pesar de la disponibilidad de una gran variedad de frutas y hortalizas de producción propia o comercial a bajo costo y alta calidad, la ingesta de frutas y hortalizas en la mayoría de las sociedades desarrolladas no alcanzan los niveles recomendados, y a
pesar de los esfuerzos para promover la ingesta ha habido poca mejoría durante las últimas décadas.


Determinantes psicosociales de la ingesta
     Algunos modelos psicológicos y sociales utilizados para estudiar las conductas de salud han sido aplicados en el área de elección de alimentos. La conducta alimentaria y la elección de los alimentos es extremadamente compleja cuando se las compara con la mayoría de las otras conductas de salud y es improbable que se determine por un solo modelo abarcativo.


     Por ejemplo, puede haber un modelo que incluye el determinante clave para evitar una conducta en relación con la comida, otro grupo que determina la respuesta a alimentos nuevos o modificados y aún otro que determina el incremento del consumo de alimentos específicos. Los aspectos sensoriales, el precio y la comodidad pueden ser determinantes más salientes para la elección de una comida; mientras que factores como la preocupación por la salud,  juegan solamente para cierto tipo de alimentos.


     Por ejemplo: los factores claves que influyen en las personas para restringir su consumo de chocolate pueden no ser los mismos que aquellos que influyen en las personas para comenzar a tomar leche descremada o comer cereales ricos en fibra o incrementar su ingesta de brócoli.

     Si se espera que las personas coman más frutas y hortalizas, deben ser persuadidos para comer menos de algunas otras categorías de alimentos. Baranovsky y col. evaluaron varios de estos modelos de conducta para ingesta de frutas, hortalizas y grasa concluyendo que los modelos proveyeron un valioso aporte. Sin embargo, cuando los modelos tales como el modelo de Creencias sobre la Salud, la Teoría de Conocimiento Social y la Teoría de Proyecto de conductas (modelo de acción razonada) fueron
aplicados individualmente para la ingesta de frutas y hortalizas (o ingesta de grasas) ellos explicaron menos de 1/3 de la variabilidad de la ingesta. Los mismos expertos concluyeron que se debería dar importancia a desarrollar y testear una aproximación que combinara varios componentes de estos modelos para aumentar la previsilidad.

Una aproximación de modelos de conducta combinados para entender las influencias sobre el consumo
     Estudios australianos han mostrado que las características psicológicas fueron determinantes más poderosos de la elección de comidas, que las características demográficas como sexo, edad, educación y clase social. Un estudio mostró que en general las personas que sentían que estaban más en control de su situación, consumían dietas más en línea con las recomendaciones.
     En otro estudio, los factores psicosociales evaluados incluyeron: el control cognitivo, moral, soporte social, rigidez, autoestima, autoeficacia, autocontrol, motivación para cumplir, creencias normativas, claves para la acción, preocupación por la salud, barreras
para el cambio y susceptibilidad percibida, beneficios y severidad de las consecuencias.

     Factores del modelo de creencias sobre la salud formaron la base de este estudio. El modelo de creencias sobre la salud propone que una conducta relacionada con la salud es más probable de ser seguida sí los entrevistados creen que son susceptibles a una
condición específica de enfermedad (susceptibilidad) que la enfermedad es seria (severidad percibida) que llevando a cabo la conducta reducirán el riesgo (beneficios) y que las barreras para el cambio de conductas no son irrazonables. En general, “preocupación por la salud” y “claves para la acción” son también parte de este modelo.
     Adicionalmente a estos factores el modelo de intención de conducta sugiere que las percepciones de las expectativas de los terceros por parte de la gente y su propia “motivación para cumplir” influenciaran la conducta.


Distintas influencias en distintas edades
     En los niños pequeños las preferencias son los conductores primarios, con aspectos sensoriales particularmente importantes para las hortalizas. Factores situacionales, disponibilidad, falta de habilidad personal para la preparación de alimentos y la persuasión de otros (publicidad, medios) han sido identificados como factores
importantes.
     En los estudios en adolescentes, la disponibilidad de frutas y hortalizas, la participación en la preparación de los alimentos, la influencia de los pares y la elección de las compras familiares, son predictores de la ingesta. Que “te guste” una comida y la percepción de que tus padres y tus amigos la consumen, han sido identificados
como influencias claves.
     Para los adultos los estudios indican que puede haber distintas influencias que actúan en las distintas comidas o días de la semana y que los aspectos sensoriales pueden ser determinantes más importantes para el consumo que la preocupación por la salud.
Sin embargo, el conocimiento de las ingestas recomendadas, las enfermedades relacionadas con la dieta y la conciencia acerca de la salud pueden influenciar moderadamente la ingesta de frutas y hortalizas . Además, el costo, la textura, el gusto, la apariencia, la calidad, las dificultades de almacenamiento, la falta de disponibilidad en los comercios, la comodidad, la seguridad y los hábitos de la infancia pueden ser influencias claves.


El consumidor optimista. Una barrera clave
     Una de las principales barreras para el cambio en la dieta en la comunidad es el optimismo poco realista de muchos individuos sobre sus prácticas alimentarias. En relación al consumo de frutas y hortalizas, los datos recolectados en Australia en individuos, desde 1988 a 1992, compararon la ingesta alimentaria evaluada a través de
cuestionarios de frecuencia de comidas con sus percepciones del cambio en la ingesta durante el mismo período. Los investigadores encontraron que el 44% de las mujeres que creían que habían aumentado la ingesta de fruta no mostraban tal incremento de acuerdo a sus cuestionarios de frecuencia de comidas. En otro estudio australiano, los datos cualitativos sugirieron que solamente la mitad de los encuestados creían que ellos deberían incrementar su ingesta de frutas y hortalizas, aunque los autores afirmaron que
las recomendaciones pueden haber sido mal interpretadas. Sin embargo, en un tercer estudio, datos recolectados antes de una campaña en los medios ,encontró que aunque 75% de los adultos encuestados creían que debían comer 2 o más frutas por día, el 50%
creía que debían comer sólo 2 o 3 porciones de verduras por día (en comparación con las 5 porciones recomendadas).


     Estudios cuantitativos en 741 adultos en todo el Reino Unido indicaron que 1/3 de los consumidores con bajas ingestas, creían que tenían una ingesta de frutas mayor al promedio y casi 45% creía que consumía más vegetales que el promedio recomendado

.
“No darse cuenta”, otra barrera
En Australia, la recomendación de frutas y hortalizas es de 7 porciones por día (incluye a la papa como hortaliza) comparado con USA y Reino Unido que son 5 por día.
Tanto en USA como en Australia, la mayoría de los consumidores desconocen el promedio de las ingestas recomendadas.


Confusión en las definiciones
Los consumidores tienen un concepto de definición de porción que no coincide con la del profesional. Esto fue confirmado en un estudio que encontró que los entrevistados reportaron menor número de porciones de vegetales por día sin una explicación de la definición de porción, que luego de la explicación.

     Trabajos recientes, compararon la interpretación del término “diario” y encontraron que 2/3 de los entrevistados interpretaron “diario” como “promediado en el tiempo” y no como todos los días.


Habilidad y tiempo
     El tiempo limitado para comprar, preparar y cocinar los alimentos son los tres
impedimentos comúnmente citados como barrera para el incremento en el consumo de frutas y vegetales.
Sin embargo, no hay muchas investigaciones sistemáticas de qué tan importantes son estos impedimentos, pudiendo ser reales o percibidos y cómo, tanto la realidad como la percepción pueden ser superadas.


     En USA, fue demostrado en un estudio que midió el consumo de frutas y vegetales, habilidades limitadas para cocinar entre las mujeres de bajo nivel socioeconómico. Otro estudio cualitativo, demostró en grupos de bajos ingresos, falta de conocimientos acerca
de como preparar los vegetales de manera atractiva.

     En estudios del reino Unido y EEUU, la necesidad de una mayor frecuencia de compras para los productos frescos se citó como una barrera para incrementar el consumo de frutas y vegetales. Datos cualitativos de Australia y EEUU sugieren que el tiempo y el esfuerzo para la preparación de los vegetales (lavar, pelar, cortar, etc), especialmente de manera atractiva, en relación con otros alimentos como la carne, era una barrera.

Iniciativas de intervención: Qué tan exitosas fueron
     Recientemente ha habido varias iniciativas en EEUU y en otros países para promover el consumo de fr utas y hortalizas. El mayor número de estudios publicados proviene de EEUU. Hay seis ámbitos de realización de las intervenciones: en las escuelas, en los supermercados, en los lugares de trabajo o en los medios de comunicación, siendo los más populares las escuelas y los grupos comunitarios.

Estudios en escuelas
Los estudios llevados a cabo en USA no mostraron efectos en la ingesta o modestos incrementos de 1/5 a ¾ de porción por día. Los estudios del Reino Unido, si bien no reportaron aumento en los niveles de ingesta, uno de ellos mostró un marcado incremento en la aceptación de frutas y verduras previamente rechazadas, utilizando un modelo de pares y un sistema de recompensas.

Estudios en la comunidad
La mayoría son norteamericanos y muestran un modesto incremento en la ingesta de ½ porción por día o menos.

Conclusión
     En general, la mayoría de los programas de intervención reportados hasta el momento han tenido, en el mejor de los casos, modestos efectos sobre el consumo de frutas y verduras, en los grupos destinatarios. Las investigaciones sugerirían que los programas que apuntan a factores psicosociales pueden proveer una aproximación más efectiva para mejorar el perfil de nutrición de la comunidad que aquellos que tienen una aproximación exclusivamente demográfica. Los expertos en marketing comercial están familiarizados con una aproximación a la segmentación del mercado por estilo de vida o psicológico para promover productos. Sin embargo, hasta ahora, la mayoría de las intervenciones para frutas y hortalizas han sido orientadas a lo que podría llamarse grupos de “conveniencia” a los cuales se puede acceder a través de localizaciones específicas (escuelas, centros comunitarios, iglesias, clubes) . Pocos incluyen investigaciones previas sobre los aspectos psicosociales en sus grupos objetivo, aunque algunos si reconocen aspectos de modelos de comportamiento de salud en sus diseños.

     Muchos nutricionistas, se enfrentan con la necesidad inmediata de proveer consejo y soporte a individuos o grupos en la comunidad, acerca de la alimentación sana, pero no tienen la capacidad para llevar adelante una investigación sobre la conductas básicas de
sus clientes para identificar los diversos determinantes de la elección de comida en sus comunidades. Sin embargo, en la ausencia de tal conocimiento específico es posible para los profesionales maximizar su posibilidad de éxito si están al menos al tanto de la literatura acerca del incremento de consumo en comunidades o individuos con
características demográficas similares.

 

 
  Katrine Baghurst, PhD, BSc
Nutrition Today. 2003;30:11-20.

extraído de  www.cesni.org.ar, el sitio del CESNI

 
  TEXTO PUBLICADO EN INFOHUERTAS No. 13  
  Sus opiniones, también las disidentes, son importantes para nosotros. Escríbanos sus comentarios  
 

IR A LA PAGINA PRINCIPAL  de reddehuertas.com.ar       

 IR AL INDICE DE TEXTOS    VER INFOHUERTAS por fecha de publicación     

 
 

BUSCAR EN RED DE HUERTAS

Google
 
www.reddehuertas.com.ar   
 
   El propósito de Red de Huertas es el de brindar herramientas de información, comunicación y enlace entre  las huertas orgánicas, los pequeños emprendimientos productivos y los diferentes actores de la agricultura social urbana y periurbana. (Más acerca de esto puede encontrar en la  Presentación del Sitio).
 

Por cuestiones legales necesitamos aclarar que ni la Red de Huertas ni INFOHUERTAS o alguno de sus integrantes son responsables de los contenidos de los sitios cuyos vínculos se indican,  ni de los contenidos resumidos, republicados, editados o reproducidos.  La publicación de éste material es de carácter periodístico-informativo. La reproducción,utilización y aplicación  de los contenidos aquí publicados corre por su propa responsabilidad y riesgo.

 
 

 Nuestros textos son copyfree: Si desea difundir este material, no nos debe pagar regalías por ello;

 sólo mencione su origen: www.reddehuertas.com.ar

y la dirección de correo

Si algún contenido publicado tuviera derechos de autor que impidan su publicación, por favor, notifíquenos inmediatamente para quitarlo o solicitar la autorización correspondiente.

 
     
 

¿Produce y vende? ¿Fabrica herramientas, insumos y materiales para la Huerta? 

¿Tiene elementos, productos o servicios para compartir, trocar, canjear?

¿Busca socios para sus proyectos? 

  Consúltenos y PUBLIQUE:  PRODUCTOS@REDDEHUERTAS.COM.AR

Participe para sostener y ampliar este servicio y dé a conocer su propuesta comercial o institucional. 

Usted es importante para nosotros y puede ayudarnos

 

 
     
  Publicidad

Capacitaciones para el desarrollo de huertas orgánicas - Diseño e implementación - Proyectos para ONG's y Particulares - Desarrollo de materiales didácticos - Reciclado de materia orgánica - Asesoramiento técnico.   consultas@tecnohuertas.com.ar

 
     
  HERRAMIENTAS Y RECURSOS:  
 

¿RECIEN EMPIEZA SU HUERTA?  ¿Desea saber más sobre técnicas y cultivos?

Vea nuestra página con los vínculos a diferentes manuales y hojas técnicas

http://www.reddehuertas.com.ar

/textos/manuales.htm

OPORTUNIDADES: TRUEQUE, COMPRA Y VENTA -en reconstrucción 

Huertero Amigo:  Conozca lo que se ofrece y publique gratis los productos que ofrece y/o necesita en nuestra sección:

http://www.reddehuertas.com.ar

/milventas/trueque.htm

 
  Utilice nuestro motor de búsqueda para encontrarse con la información que necesita.

¿Hay una huerta cerca de su casa?

http://www.reddehuertas.com.ar

/huertas/listadehuertas.htm

 
 

Encuentre el camino hacia el dato que necesita:

http://www.reddehuertas.com.ar

/textos/997sitios.htm

SÚMESE AL TRABAJO DE LA RED HUERTAS 

  Hay alguien quien necesita lo que Usted conoce  Compartir  experiencias y conocimientos es otra forma de siembra.  Lo invitamos a sumarse a esta propuesta. 

sinergia @ reddehuertas.com.ar

 
  CONTÁCTENOS:  
 

Nuestra direccion de correo para mensajes es 

correo @ reddehuertas.com.ar

Si desea enviar material para publicar, escríbanos a

infohuertas @ reddehuertas.com.ar  

asunto: PARA PUBLICAR

 
 

Puede comunicarse telefónicamente con nosotros al: (011) 4748 0555  (011) 15 54 77 07 53 Argentina  o    5411 4748 0555 Internacional o dejar mensaje de texto desde su celular al (011) 15 54 77 07 53

Para enviar material para publicar (con al menos quince días de anticipación) en la Agenda, escriba a agenda @ reddehuertas.com.ar

 
  SUBSCRIPCIONES A INFOHUERTAS:  Altas , Reenvíos y Bajas:  
  Para suscribirse gratuitamente, haga clic aqui. NO SPAM:  Si desea darse de baja, simplemente haga clic aqui  
 

Ud puede reenviar a un amigo  el último boletín  publicado haciendo clic aquí

 
  El propósito de Red de Huertas es el de brindar herramientas de información, comunicación y enlace entre  las huertas orgánicas, los pequeños emprendimientos productivos y los diferentes actores de la agricultura social urbana y periurbana. (Más acerca de esto puede encontrar en la  Presentación del Sitio).  
  Por cuestiones legales necesitamos aclarar que ni la Red de Huertas ni INFOHUERTAS o alguno de sus integrantes son responsables de los contenidos de los sitios cuyos vínculos se indican,  ni de los contenidos resumidos, republicados, editados o reproducidos.  La publicación de éste material es de carácter periodístico-informativo. La reproducción, utilización y aplicación  de los contenidos aquí publicados corre por su propia responsabilidad y riesgo.